Se realiza una nueva etapa del Skate Park de Miramar

De las primeras patinetas que recorrieron la ciudad a mediados de los 80, con una explosión de skates que llegó a todas las casas, a los variados tipos de tablas que podemos ver hoy en día han rodado muchos años. Pese al tiempo transcurrido, el skate es un deporte que no se termina de tomar en serio aunque no dejemos de maravillarnos por las pruebas que hacen los profesionales. Quizás sea porque los chicos son los principales practicantes o la falta de una organización que lo haga trascender, las percepciones no pueden dejar de lado la popularidad del skate y su práctica se de forma amateur o profesional llegó para quedarse.
Hace unos años, en Miramar se construyó el bowl como parte de un ambicioso proyecto de skate park que no terminó de llevarse a cabo y que hoy retoma su rumbo para transformar un espacio que se encontraba relegado en un punto de encuentro para skaters que deambulan por el espacio público por falta de un ámbito que los contenga. Valga la salvedad que como toda actividad urbana, se entiende que el uso del skate en calles veredas y diferentes accidentes urbanos son parte de la cultura del deporte que permite encontrar en la ciudad diferentes alternativas y retos para disfrutar de la tabla.
Ahora, la comuna ha decidido retomar la construcción del parque y comenzaron a llevarse adelante las diferentes tareas de adecuación del espacio. Para esto están removiendo parte del viejo playón deportivo y sus gradas, generando las condiciones propicias para la construcción de los diferentes obstáculos, rampas y demás alternativas para poder contar con diferentes retos. Según indican desde el Munincipio, se espera que en pocos meses esté culminada esta etapa y para las vacaciones estaría listo el complejo, dejando una etapa más pendiente.
La plaza que supo ver la pista de patinaje, a la carpa de la Feria del Libro y la vieja fuente se transforma y se adapta a los tiempos, ofreciendo nuevas alternativas para que chicos, jóvenes y no tan jóvenes se animen a subirse a la patineta y agregarle algo de vértigo a sus vidas.

Compartir esta Noticia de Miramar